fachada

Joyería Suiza abrió sus puertas por primera vez en los años sesenta, en Huelva, de la mano de un joyero y platero que revolucionó el mercado de este sector en la capital onubense, Joaquín Pascual Pérez.

Desde sus inicios, en un local de la calle arquitecto Pérez Carasa donde continúa ubicada actualmente, su dueño apostó por la calidad y la distinción en todos sus artículos. Lo que le llevó a viajar por gran parte del globo descubirendo e investigando las ultimas tendencias en joyería para hacerlas llegar a su comercio.

Joyería Suiza es un comercio especializado en la venta de joyas, complementos, decoración, bisutería y regalos de gran calidad que destaca entre otros, por su larga trayectoria, tradición y buen gusto.

Sus artículos de gran exclusividad junto a la pasión y dedicación de su dueño, han sido los factores principales que le han otorgado a Joyería Suiza, con el paso del tiempo, todo el prestigio y reconocimiento del que goza hoy en día.